Diplomacia venezolana preocupada por situación de ciudadanos en Ibarra

edicion
Min. Leído

Piden no confundir inseguridad con xenofobia

Publicidad

La situación de inseguridad que experimenta la ciudad de Ibarra y la vinculación de esta problemática a la situación de ciudadanos extranjeros en situación de movilidad genera preocupación.


Por este motivo, la mañana de este miércoles 27 de abril del 2022, por pedido del coordinador Zonal 1 del Ministerio de Relaciones Exteriores, Carlos Housse, se realizó la reunión extraordinaria del Consejo Cantonal de Protección de Derechos en el cantón Ibarra.


El objetivo era exponer la preocupación de la población venezolana por la vinculación con los temas de inseguridad registrados en la provincia de Imbabura en los últimos días.


En la reunión también participaron los representantes de la comunidad venezolana residente en Imbabura y el cónsul de ese país, Pedro Sassone. 


Entre las múltiples preocupaciones, la más relevante, según la delegación diplomática, es el llamado a «purgas sociales» convocadas por redes sociales. De igual forma expresaron su preocupación por algunas resoluciones adoptadas en reuniones de seguridad por parte de autoridades locales en donde se establecía, como una de los puntos para combatir la inseguridad, la realización de mayores controles migratorios a ciudadanos extranjeros.


Esto, de acuerdo a lo expuesto en la reunión, era visto como una forma de avivar aún más la idea de que los hechos de violencia están directamente relacionados a la presencia de ciudadanos extranjeros.


También se expuso que esta vinculación, genera problemas a la comunidad venezolana en temas como acceso a educación, salud y acceso a empleo. 


Ante los expuesto, los integrantes del Consejo Cantonal de Derechos, que lo integran los representante de organizaciones sociales del cantón, resolvieron impulsar acciones para generar una cultura de paz entre la población, realizar un trabajo de información entorno a la poca relación entre hechos violentos y migración, y garantizar la vida como principio básico de convivencia.


El siguiente paso será la aplicación de estrategias para evitar las acciones xenofóbicas que se pueda producir en medio del temor y el malestar ciudadano por la creciente inseguridad que vive Ibarra y la provincia de Imbabura.


De acuerdo a lo expuesto en la reunión, en Imbabura existe un población venezolana de aproximadamente 25 mil personas. 

Leave a comment