Salud y seguridad en el trabajo, las claves para una cultura laboral sin riesgos

edicion
Min. Leído

Cada 28 de abril se conmemora el Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo. Este 2022 la Organización Internacional del Trabajo (OIT) se “centrará en la participación y el diálogo social en la creación de una cultura positiva de seguridad y salud”, según lo ha manifestado a través de sus publicaciones en su sitio web oficial. El objetivo es sensibilizar sobre las temáticas actuales del ámbito de esta materia y sobre la magnitud de las lesiones, enfermedades y muertes relacionadas a diferentes ocupaciones.

En conmemoración de este día, a nivel mundial, las autoridades nacionales, sindicatos, organizaciones de trabajadores y profesionales del ramo organizan actividades para recordar esta fecha. Además, que nace en memoria de aquellas personas que padecieron enfermedades, fallecieron o sufrieron heridas en circunstancias relacionadas al sector laboral.

Publicidad

En este sentido, el diagnóstico que el Servicio de Distribución de datos (DSS por sus siglas en inglés) realizó en 2021 a las unidades de negocio del Grupo UNACEM posicionó a UNACEM Ecuador como la unidad más desarrollada en seguridad, “El Grupo UNACEM busca unificar los estándares y lograr que todas las unidades de negocio lleguen al mismo nivel de madurez en seguridad”, señaló Xavier Bonhommeau, Gerente de Salud y Seguridad Unacem Ecuador.

Este año, postpandemia, la cruzada de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) se concentra en el tema de incidencias y secuelas con enfermedades infecciosas que pudiesen implicar directa o indirectamente en las funciones y desempeño en la actividad laboral. En el caso de la cementera, implementó su Protocolo de Salud Ocupacional COVID-19 cuyo objetivo es garantizar operaciones seguras y saludables en las distintas dependencias de la empresa, con la menor afectación en su productividad; desde hace más de dos años.

Trabajo y seguridad laboral en el Ecuador

En la actualidad, colaboradores y trabajadores de las distintas organizaciones públicas y privadas, que ya están acudiendo de manera presencial a sus oficinas, tratan de prevenir un nuevo rebrote de la COVID-19; entre otros aspectos que involucra el cuidado en las actividades dentro del lugar de trabajo.
Al respecto, la cementera Unacem Ecuador inició un proceso muy participativo (mesas de trabajo con personal de múltiples áreas) “para analizar los efectos de la emergencia sanitaria y redinamizar las herramientas de seguridad que suspendimos durante este período. La idea es salir de la pandemia con una gestión más dinámica y fuerte que antes”, añadió Bonhommeau.

Seguridad y salud ocupacional en la empresa privada

En el país se implementaron una serie de sistemas y protocolos para evitar incidentes dentro del trabajo. El objetivo principal que persigue la celebración de este día es la de promover la conciencia y cultura preventiva en las empresas. Sin embargo, al presentarse una pandemia el panorama cambió para las empresas, pues, se realizó la declaratoria de emergencia sanitaria, donde se instauró un modelo de gestión por teletrabajo, según un Acuerdo Ministerial, donde se expiden las directrices sobre cómo se debería actuar.

Unacem Ecuador en virtud de los términos de la política de bienestar laboral y balance vida-trabajo de la compañía, optó en primera instancia, derivar a teletrabajo a todos aquellos puestos no esenciales en áreas administrativas y de control, acoplándose primero a la normativa interna del 50% de presencialidad que luego subió al 70%, cuando las condiciones epidemiológicas y la directriz del COE Nacional lo estimaron pertinentes.

Actualmente, “las normativas de bioseguridad permiten un determinado “relajamiento” conforme las condiciones epidemiológicas locales y regionales lo han permitido; sin embargo, el uso de mascarilla, distanciamiento físico y lavado de manos se han mantenido con rigurosidad, lo que permite una protección adecuada del grupo de trabajadores de la empresa”, señaló Patricio Jaramillo, Médico Ocupacional de Unacem Ecuador.

Al momento, la empresa cementera, registra un 96% de sus colaboradores con tercera dosis (refuerzo) de la vacuna contra la Covid-19. La presencialidad es del 100%, pero se inició desde abril un plan piloto de teletrabajo opcional, lo cual permite a los trabajadores acogerse a esta modalidad de trabajo por al menos dos días a la semana con una guía con condiciones adecuadas ergonómicas, de organización y cumplimiento de objetivos y con un instructivo elaborado por las áreas de Servicio Médico y Bienestar Laboral.

Además, Unacem Ecuador, cuenta con un sistema de gestión caracterizado por ser muy efectivo y participativo lo que permite, desde hace 10 años, mejorar la disciplina operativa y evitar accidentes o incidentes; “nuestra organización cuenta con 18 estándares de seguridad, cada uno cuenta con un comité de gestión que asegura el correcto funcionamiento y sostenibilidad de estos”, explicó Xavier Bonhommeau.

Para la gestión del sistema de seguridad la cementera destina al área de Seguridad un fondo anual para la adquisición de equipos de protección individual, mantenimiento colectivo y para estudios de higiene industrial. Debido a la pandemia, por causa de la COVID-19, fue necesario presupuesto adicional para adecuar las instalaciones de la empresa en función de la compleja situación sanitaria a nivel nacional y mundial;

Finalmente, es importante destacar que, al momento de incorporar a nuevos colaboradores o contratistas, cada empresa debe integrar a todos ellos en la cultura de salud y seguridad, de esta manera se puede mantener la dinamización del personal a un alto nivel, renovando y mejorando los procesos de participación en la prevención, seguridad y salud ocupacional, pues, es primordial el bienestar físico y sicológico de cada servidor para llegar a tener un ambiente de trabajo adecuado.

Leave a comment