Con una inversión de alrededor de 250.000 dólares. La Prefectura adoquina varios tramos viales en el recinto Las Golondrinas

edicion
Min. Leído

Las obras construidas hacen que este territorio muestre una imagen moderna y de progreso, después de haber soportado históricamente un abandono permanente. El plan liderado por el prefecto Pablo Jurado pretende impulsar la actividad productiva, el turismo y, principalmente, mejorar las condiciones de vida de los pobladores.

El recinto Las Golondrinas, ubicado en la parroquia García Moreno, cantón Cotacachi, cuenta con su vialidad mejorada. Es el reflejo de la intervención de la Prefectura de Imbabura, que, bajo la administración de Pablo Jurado, puso en marcha un plan de atención integral en este territorio imbabureño. “Implementamos una intensa tarea, para impulsar su desarrollo, tomando en cuenta que, la falta de servicios básicos era uno de los problemas más evidentes”, sostiene el titular del organismo provincial.

Y, en efecto, durante muchos años, este poblado se mantuvo abandonado, sin acceso mayor a la inversión pública, siendo la vialidad el tema más urgente de ser atendido. Los caminos, tanto de la parte central, como de los asentamientos cercanos se encontraban en malas condiciones para la movilización y el traslado de la producción agrícola a los mercados.

Poco a poco, la Prefectura, con su equipo caminero, se empeñó en dar atención a la mayor parte de la vialidad de este sitio. La presencia institucional logró resultados favorables,  gracias a lo cual, actualmente ya existen carreteras en condiciones óptimas para el paso de vehículos, ante la satisfacción de los moradores que veían pasar el tiempo sin que sus condiciones de vida mejoren. 

En el 2022, con una inversión de cerca de 250.000 dólares, se lleva a cabo la construcción del adoquinado de varias calles: El Malecón (desde la Mariana de Jesús hasta la S/N) con una longitud de 136,58 metros; de la calle Ibarra ( desde la avenida Arias Guerrero hasta la calle S/N), cuya longitud es de 201,68 metros; de la calle Manabí (desde la Mariana de Jesús hasta el sector de descarga de aguas servidas), en una longitud de 161,25 metros; de la calle Imbabura (desde la Mariana de Jesús hasta la Antonio Valencia, con una longitud de 57,32 metros; y la rehabilitación asfáltica de la avenida Arias Guerrero (desde el  fin del  puente carrozable hasta la calle Otavalo), en una longitud de 580 metros.

Como parte de estas obras, en estos días se culminó con la colocación de la capa asfáltica en la avenida Arias Guerrero, una de las arterias principales del recinto. La empresa contratista, liderada por Guillermo Estrada Saltos, realizó la labor observando los términos de máxima calidad, garantizando así que Las Golondrinas de cuenta de que el desarrollo dejó de ser solo un sueño y luzca con una vialidad de primer orden.

Leave a comment