Organizaciones financian monitoreo satelital de zona de biodiversidad Intag Toisán en Cotacachi

edicion
Min. Leído

La Fundación Aves y Conservación es socio de BirdLife International en Ecuador y trabaja desde hace 36 años a favor de la conservación de las aves, sus hábitats y la biodiversidad en beneficio de la gente y con su participación activa.

 

Con el objetivo de proteger y evitar afectaciones a los Bosques del Valle de Intag la organización implementó  el Proyecto Global Forest Watch para el monitoreo, control y reducción de la deforestación en el Área de Conservación y Uso Sustentable – Municipal Intag Toisán (ACUSMIT) en el cantón Cotacachi, conjuntamente con organizaciones y actores locales como Corporación Toisán, GADs Parroquiales, Consejo de Cuencas, entre otros.

 

El proyecto se ejecuta gracias al financiamiento de Global Forest Watch: herramienta tecnológica basada en el análisis de imágenes satelitales en tiempo casi real a una resolución de 30×30 metros, lo que nos permite saber dónde y cuándo se talan los bosques y se producen incendios forestales.

 

Este análisis es producto de una colaboración de más de 30 organizaciones, entre ellas la Universidad de Maryland, el Instituto para los recursos Mundiales, la NASA, entre otros.

La plataforma es gratuita, de fácil uso y consta de un mapa interactivo en www.globalforestwatch.org

 

Actualmente se monitorean más de 126 mil hectáreas en el Valle de Intag, incluyendo  8 Bosques Protectores, 2 Áreas Clave de la Biodiversidad (KBA por sus siglas en inglés), 2 Reservas Comunitarias, 4 Reservas Privadas, Áreas Socio Bosque, y 21 Microcuencas del ACUSMIT.

 

Se han realizado talleres de capacitación para la formación de monitores locales en el uso de GFW y salidas de monitoreo y comprobación de alertas en varias sítios de Intag.

 

El Valle de Intag se encuentra al occidente de la provincia de Imbabura y forma parte de la zona de amortiguamiento del Parque Nacional Cotacachi-Cayapas.

 

Aquí confluyen las eco-regiones del Chocó y los Andes Tropicales. La zona se caracteriza por su elevado endemismo y biodiversidad. Debido a su importancia biológica y cultural, el valle de Intag fue declarado por el Municipio de Cotacachi como Área de Conservación y Uso Sustentable (ACUSMIT) para proteger 126.967 hectáreas de hábitat para especies endémicas y amenazadas; entre ellas el Zamarrito Pechinegro uno de los colibríes endémicos del Ecuador ubicado en la zona alta de la cordillera del Toisán. Otra especie importante es la Rana Arlequín de Nariz Larga, la cual se consideraba extinta y fue redescubierta en Intag en el año 2016.

 

Desde 2018 se han detectado con Global Forest Watch 9.624 alertas de deforestación en el ACUSMIT. Estas alertas son el punto de partida para realizar patrullajes de control y vigilancia que se complementan con un drone para sobrevolar las zonas afectadas, comprobar las alertas y generar evidencia de las afectaciones al bosque.

 

Entre 1990 a 2018, según información del Ministerio de Ambiente se ha deforestado 34.219 hectáreas, siendo sus causas principales la extracción de madera, avance de la frontera agrícola y ganadera e incendios forestales.

 

 

 

Leave a comment