Arcsa Clausura Distribuidoras De Alimentos En Imbabura Y Carchi Por Falta De Higiene

Min. Leído

En respuesta a una denuncia recibida, técnicos de la Coordinación Zonal 1 de la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa) y personal de la Unidad Nacional de Delitos Aduaneros y Régimen de Desarrollo de la Policía Nacional (UDAR) realizaron un operativo en diversas distribuidoras de alimentos en las provincias de Imbabura y Carchi.

 

 

Como resultado del operativo, dos distribuidoras fueron clausuradas por presentar condiciones higiénico-sanitarias inadecuadas.

 

 

El operativo fue ejecutado con el propósito de verificar que el azúcar comercializado contara con la Notificación Sanitaria ecuatoriana y el etiquetado adecuado. Sin embargo, se descubrieron varias irregularidades, incluyendo el almacenamiento inapropiado de azúcar, harina y otros alimentos destinados al consumo humano, así como la presencia de azúcar comercializada sin la correspondiente Notificación Sanitaria.

 

 

En total, se controlaron 12 establecimientos en la provincia de Carchi, resultando en la clausura de una distribuidora por parte de Arcsa. En Imbabura, se revisaron dos establecimientos, y el Comisario Nacional procedió a la clausura de una distribuidora de alimentos.

Durante el control, se encontraron varias condiciones insalubres como heces de roedores, colillas de cigarrillos, alimentos almacenados directamente en el suelo, así como polvo y suciedad acumulada en bodegas y baños. Estas condiciones motivaron la adopción de sanciones.

 

 

Además de las medidas punitivas, los establecimientos controlados recibieron asesoría por parte de los técnicos de Arcsa. Para aquellos establecimientos que fueron clausurados, se iniciará el correspondiente proceso administrativo sancionatorio, con el objetivo de salvaguardar la salud pública.

 

 

Esta intervención subraya el compromiso de Arcsa y la Policía Nacional en mantener estándares sanitarios adecuados en el mercado alimentario, y demuestra la importancia de la vigilancia continua para proteger la salud de la población.