Ibarra recordó natalicio de Pedro Moncayo


Este miércoles 29 de junio de 2016 ,Ibarra recordó el natalicio de un personaje que dejó huella en esta ciudad. Se cumplieron 209 años de la muerte de Don Pedro Moncayo y Esparza. Por este motivo el GAD-I preparó un sentido homenaje en el que participaron autoridades: civiles, militares, educativas y público en general.

Mario García, presidente de la Fundación Cultural “Pedro Moncayo” fue el encargado de dar la bienvenida a compartir de este homenaje. “Máximo exponente de las doctrinas liberales en su tiempo, se opuso abiertamente a todo abuso de poder, de injusticia y de corrupción, defendiendo sus ideales por encima de componendas y amistades personales”.

Reconocido como un gran político, abogado y escritor ecuatoriano, nacido en Ibarra en 1807 y muerto en Chile en 1887. García señala que se debe recordarlo como alguien que lucho por los demás y no le importó dejar su vida por apoyar los ideales que beneficien al bien común.

Franz del Castillo, vicepresidente de la Fundación, realizó la alocución sobre la fecha. Inició contando la vida del Dr. Moncayo desde su infancia, el mismo que vivió sus primeros años bajo el cuidado de su abuela. Hizo sus primeros estudios en Ibarra, y luego en el Seminario de San Luis en Quito, hasta conseguir su grado de doctor en Leyes, en 1832. En 1833 fundó con otros compañeros la sociedad "Amigos del Quiteño Libre", cuyas ideas eran divulgadas por medio del semanario del mismo nombre.

Llegó a ser presidente de la convención Nacional de 1852, en la que colaboró en la redacción de la nueva constitución de tinte marcadamente liberal. Al final de la Convención fue elegido presidente Urvina, quien nombró a Moncayo Ministro Plenipotenciario en Lima y luego en París.

Castillo dijo que Pedro Moncayo y Esparza vivió en una época donde no existían las comodidades que existen hoy.

Sin embargo aunque con obstáculos por medio de su quiteño libre pudo luchar por la libertad, y ese es el legado más importante que nos ha dejado, enfatizó.

Laureano Alencastro, concejal de Ibarra, en representación del Alcalde, felicitó a quienes se hicieron presentes en este evento cívico. El compromiso social de la actual administración municipal es seguir trabajando día a día por cumplir la demanda social, siempre siguiendo el ejemplo de trabajo y solidaridad para tener una Ibarra mejor. Con esta herencia de Pedro Moncayo y Esparza de fomentar la libertad a través de su pluma seguimos por la senda correcta por nuestra gente.

Marcelo Revelo, habitante de Ibarra, expresó su agrado de que las autoridades conitúen recordando a quienes hicieron historia en Ibarra y su nombre continúa siendo ejemplo para las nuevas generaciones.

Andrea de 9 años de edad, estudiante de la Escuela María Angélica Idrobo, sostuvo que en las aulas sus maestras siempre les hablan de la historia de los personas del cantón y la provincia.

Al final del homenaje, varias instituciones se hicieron presentes con ofrendas florales ubicadas al pie del monumento en honor a tan ilustre personaje.