Supuesto anuncio de "limpieza social" en Ipiales atemoriza a la población


lahora.com.ec.- Un supuesto panfleto del Frente Comuneros del Sur, del Ejército de Liberación Nacional (ELN), habría empezado a circular en Ipiales, frente a territorio ecuatoriano. En el contenido se amenaza con hacer “limpieza social” en esa ciudad. La advertencia está dirigida a los delincuentes. Según la hoja que circula, se trataría de la Compañía Jaime “Toño” Obando. Según información de Sur Noticias, las autoridades han manifestado que “el panfleto no obedece a la realidad ni a la forma en que opera esta guerrilla”. El coronel Rolfy Jiménez, comandante de Distrito de la Policía, indicó que el panfleto obedece al oportunismo de algunas personas para sembrar terror en la comunidad. No obstante, no es menos cierto que la vecina ciudad fronteriza se ha convertido en una de las urbes más peligrosas del suroccidente colombiano. Mientras se investiga y determina la veracidad del panfleto, las autoridades están alerta ante el los resultados del supuesto paro armado del ELN, que también atemoriza a la población.

Bandas organizadas La inseguridad es una constante en ese poblado nariñense. Omar Bernal, periodista de Ipiales, asegura que resulta peligroso circular por las calles en las noches, debido a la presencia de malandrines que “pululan” en las calles. Él cuenta que las organizadas bandas delictivas han llegado desde el interior de Colombia, aprovechando la alta presencia de turistas ecuatorianos que van en tours de compras. “Es tan peligrosa la situación, que incluso rompen las ventanas de los autos para llevarse lo que pueden”. Bernal recomienda no “dar papaya”, es decir no provocar o deambular por lugares desconocidos o inseguros de la urbe ipialeña. La “bonanza económica” que vive desde hace dos años esa jurisdicción, aumentó el índice de asaltos, robos y muertes. Varios ecuatorianos habrían sido presa de la delincuencia en esa ciudad. No obstante, no han querido denunciar por miedo o temor. Casos de trafico de drogas sin consentimiento, en vehículos de placas ecuatorianas, también son parte de las acciones delictivas. Según los perjudicados, en los parqueaderos donde dejan los automotores, mientras compran, personas no identificadas, colocan droga en alguna parte de los vehículos. Cuando retornan al país son abordados en sitios como el Guagua Negro, Bolívar o Calderón, los ingresan a caminos de segundo o tercer orden, donde les obligan a detenerse. Luego con armas, los traficantes bajan al conductor y ocupantes de los autos para desmontar la droga y luego, tras amedrentarlos, les ordenan continuar hacia su destino, en medio del pánico y susto de las familias.

No comprar celulares en las calles En Ipiales se recomienda a los ecuatorianos no comprar celulares o equipos informáticos en las calles. Los aparentes vendedores, luego de expender los dispositivos, proceden a seguirlos en compañía de dos o tres sujetos más, para inmediatamente asaltarlos y robarles el equipo y todo lo que portan en ese momento. Estos supuestos informales cautivan a los connacionales ofreciéndoles teléfonos de alta gama a precios tres veces menores a los reales. Ante la ola delictiva, la Policía de Ipiales reforzó el pie de fuerza con 50 uniformados más. Los militares realizan a toda hora patrullajes por las calles. Entre tanto, la ciudadanía espera los resultados del Consejo de Seguridad que lideró el presidente Juan Manuel Santos en su última visita a este lugar, donde se comprometió a erradicar la delincuencia. (CMRV)