Grupos prioritarios de la parroquia El Sagrario decidieron el uso del presupuesto participativo

Niños, jóvenes adolescentes, mujeres embarazadas, personas con discapacidad y adultos mayores, llegaron al auditorio Monseñor Leonidas Proaño del Municipio de Ibarra, el sábado 22 de abril de 2017, para participar de la primera asamblea anual para aprobar el presupuesto participativo, que por ley corresponde a los grupos de atención prioritaria. Decidir en qué y cómo invertir esos recursos era el objetivo de los asistentes, explicó Marco Rubio, director de esa entidad del cabildo. Los funcionarios municipales de esta dependencia, guiaron y aconsejaron a los beneficiarios para que el dinero, proveniente del presupuesto municipal, sea gastado de manera adecuada. “Lo más importante de este proceso, es que por primera vez se está cumpliendo con la normativa y son los miembros de los grupos de atención prioritaria quienes toman las decisiones y distribuyen el dinero que les corresponde, según sus necesidades”, manifestó. Por ejemplo, los jóvenes de la parroquia El Sagrario, decidieron invertir su presupuesto participativo en la contratación de profesores de informática e instructores de deportes para que los capaciten durante las tardes, en los 34 barrios y 8 comunidades que tiene su jurisdicción. En total, los grupos de atención prioritaria tanto de El Sagrario, como de las otras 4 parroquias urbanas y 7 rurales del cantón, reciben 22 mil dólares cada uno, como presupuesto anual. Eso representa el 10% de la asignación total de cada parroquia. Este periodo, el cabildo debe distribuir 2’640.000 dólares entre dichos sectores, para que estos se conviertan en obras que beneficien a sus pobladores, según lo estipula el Código Orgánico de Organización Territorial, Autonomía y Descentralización (COOTAD).