Convenio para legalizar predios rurales se renovó entre Municipio de Ibarra y MAGAP

En el salón azul del Municipio de Ibarra, el alcalde subrogante de la ciudad, Ramiro Páez y el coordinador zonal del Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (MAGAP), Germán Flores, firmaron un convenio de cooperación para la legalización de predios en las zonas rurales del cantón. La firma de este nuevo documento, que tendrá una vigencia de dos años, es en realidad la renovación del compromiso de las dos entidades públicas, para solucionar los problemas que tienen gran cantidad de habitantes de la ruralidad, quienes han ocupado toda su vida un terreno familiar, pero que el mismo nunca ha estado a su nombre. Ramiro Páez, destacó la labor que desde 2016 ya han realizado mancomunadamente el cabildo y la secretaría del ramo. “Gracias al trabajo conjunto entre las dos instituciones, los beneficiarios obtienen sus escrituras al menos 3 meses antes”, explicó el edil. La entrega de 126 escrituras a los habitantes de la parroquia rural La Esperanza, el 22 de abril de 2017, fue el inicio de este proceso, informó Páez. El proceso de legalización de los predios inició en mayo de 2016, cuando el Concejo Municipal, modificó la ordenanza de uso de suelo. Por su parte, Germán Flores, explicó que la iniciativa interinstitucional busca erradicar la problemática social alrededor de tierras baldías. La poca inversión en los terrenos, ocupados por personas que no son los propietarios legales del predio, es uno de los fenómenos que más se registran. Evitar la acción de traficantes de tierras que se aprovechan de la vulnerabilidad de los herederos no legalizados y la imposibilidad de usar su patrimonio como garantía en el sector financiero, son las otras dificultades a superar. “Este convenio nos ayudará a articular el trabajo y acelerar los procesos administrativos para poder otorgar a más familias los títulos de propiedad de los predios que fueron de sus padres, abuelos u familiares lejanos”, concluyó Flores.