Tensión entre taxistas formales de Imbabura y empresa de movilidad por reconocimiento a nuevas opera


Un pedido de renuncia o la advertencia de una paralización del sector de taxismo, tal como sucedió hace algunos días en Guayaquil, abren una nueva capítulo en la tensa relación que la dirigencia del taxismo formal de Imbabura mantiene con los directivos de la Empresa Pública de Movilidad del Norte. Movildelnor.

Ante esto, la mañana de este jueves 8 de junio del 2017, en rueda de prensa, el gerente de Movildelnor explicó que la resolución emitida el pasado 22 de mayo del 2017, que concede el plazo de un año, contado a partir de la concesión de permiso de operación a las operadoras de trasnporte, que antes de la vigencia del Decreto Ejecutivo 1213 emitido en el mes de noviembre del 2016, por la Presidencia de la República, , estuvieron en proceso de concesión, legalicen su constitución jurídica.

Esta disposición, más la presunta falta de control al taxismo informal, y otros temas relacionados con el taxismo ejecutivo, generó que Marcelo Andrade, presidente de la Unión de Taxistas de Imbabura exija la renuncia del actual gerente de Movildenor, Edgar López, caso contrario aseguró que tomarán acciones, conjuntamente con las representaciones del taxismo de los cantones que conforman la mancomunidad de tránsito, para exigir la suspensión de este resoluciones.

No descartan una paralización del servicio, situación que según los directivos de Movildelnor es una forma de presión que no están dispuestos a aceptar.