Tensión entre alcalde de Pimampiro y Prefecto durante sesión que analizó emergencia vial en zona de

En la parroquia San Francisco de Sigsipamba se realizó la sesión extraordinaria del Concejo Municipal, convocada con el objeto de abordar la problemática vial que persiste sin recibir solución definitiva alguna por parte de la Prefectura. En días anteriores se hizo la invitación formal al prefecto Pablo Jurado para que integre la reunión; hecho que no sucedió pues la autoridad llegó una vez concluida. En las resoluciones de Concejo se decidió conformar una comisión integrada por los concejales rurales Juan Revelo, Fernando Yar; equipo técnico de la Municipalidad y Gobierno Provincial, representantes de la ciudadanía y comunidades afectadas, para dar seguimiento a las acciones que deben realizar las autoridades competentes. Concluida la sesión se estableció una audiencia pública para conocer el criterio de la comunidad, el equipo técnico de la Municipalidad y del Gobierno Provincial; de igual manera realizaron su intervención autoridades locales y el Prefecto de la provincia; donde los habitantes se mantuvieron atentos a su pronunciamiento. Ante el cuestionamiento de la ciudadanía, La Prefectura a través de sus técnicos mostraron una serie de documentos donde constan: un contrato para el encauzamiento y construcción de muro con material de excavación en un lateral del río; otro que estipula la contratación de los estudios de estabilidad de taludes sobre la quebrada “El Infiernillo” y finalmente una resolución de “adjudicación” que está por firmarse para el proceso de contratación del proyecto de asfaltado a las parroquias Chugá y Sigsipamba donde se dijo incluiría los estudios del sector La Mesa. El Alcalde de Pimampiro, Ec. Oscar Narváez Rosales y la ciudadanía recomendaron hacer uso de los recursos de la emergencia para contratar un estudio exclusivo para ese sector que dé solución inmediata a esta problemática. Por otra parte un grupo importante de habitantes de la comunidad “El Cebadal” esperaron en la carretera el paso del Prefecto hacia Sigsipamba para trasmitirle sus inquietudes y demandar atención urgente al problema.