¿Por qué debemos llamar como “nueve uno uno” (9-1-1) al servicio de emergencias?


Con el objetivo de que el Servicio Integrado de Seguridad ECU 9-1-1 se vuelva más conocido y accesible para los ciudadanos ecuatorianos y visitantes, es importante nombrar por separado los tres números de la línea única para emergencias. Es decir nueve uno uno (9-1-1) y no novecientos once (911) como se lo denomina popularmente.

Al presentarse una emergencia, los niños también pueden salvar una vida, por esta razón es necesario que enseñemos la manera correcta de reportar una emergencia, lo que implica mencionar de forma adecuada el número único de emergencias.

Según el análisis de varios psicólogos, es más fácil y accesible para un niño digitar por intervalos, aunque es posible que el infante pueda pronunciar el número once (11), no logrará reconocerlo en el teléfono.

El Mgs. Andrés Sandoval, Director General del SIS ECU 911, explica el procedimiento cuando un niño se comunica con el 9-1-1: "El evaluador le habla en un lenguaje sencillo a modo de obtener la mayor información posible y convertirse en un aliado para solucionar el incidente que se presenta". Además, la autoridad enfatizó en que el ECU 911 cuenta con personal altamente capacitado para la evaluación de la llamada

y determinar si esta es real o falsa y realizar la correspondiente coordinación con recursos y unidades de las entidades articuladas.

Es importante nombrar de manera correcta la línea única para emergencias, no solo para los niños sino también para los adultos mayores, que en muchas ocasiones se encuentran solos en sus viviendas.

El Servicio Integrado de Seguridad ECU 9-1-1 se mantiene socializando a través de varias actividades de vinculación con la comunidad el correcto uso de la línea única para emergencia de manera permanente a niños, jóvenes y ciudadanía en general a escala nacional, con el propósito de que se conviertan en multiplicadores del verdadero significado del 9-1-1.