Municipio de Ibarra convoca a licitación internacional para la contrucción del anillo vial


Una vez obtenida la no objeción del Banco Mundial a los términos de referencia y fiscalización del proyecto Anillo Vial, el Municipio de Ibarra realizó la convocatoria para la licitación internacional. El anuncio lo hizo el alcalde del cantón, Álvaro Castillo en rueda de prensa.

La autoridad dijo que en esta primera fase, se invertirán más de 30 millones de dólares. “En ese monto están incluidos los gastos de tramitología, expropiaciones y construcción de esta carretera que tendrá el carácter de perimetral”.

Según la planificación del proyecto, las ofertas de las empresas interesadas serán receptadas durante los primeros días de noviembre. “Esperamos no demorarnos mucho en la adjudicación del contrato. Ojalá nos lleve menos de 15 días”, explicó el burgomaestre. Al finalizar el concurso, los documentos del proceso de selección de la empresa constructora, deben ser analizados nuevamente por el Banco Mundial, organización que financia la construcción del mega proyecto, para que abalice la no objeción de la licitación y se canalicen los recursos para el inicio de la obra.

Verónica Gómez, administradora del Proyecto de Mejoramiento de la Infraestructura de Transporte de Ibarra, que incluye el Anillo Vial y el Paseo Turístico Yahuarcocha, informó que los trabajos podrían iniciar en diciembre.“Los casi 200 mil habitantes que tiene Ibarra serán los beneficiados de esta obra, pensada hace más de 30 años y solo hecha realidad en esta administración municipal”, recalcó.

La constructora que gane el concurso de licitación, tendrá alrededor de 14 meses de plazo para terminar la obra que tendrá una extensión de 9,5 kilómetros. Sin embargo, el alcalde Castillo espera que los trabajos se ejecuten sin problemas y con agilidad para inaugurar el anhelado Anillo Vial en diciembre de 2018.


La carretera tendrá cuatro carriles, será completamente iluminada y contará con ciclorutas en los dos lados. La construcción inicia en la avenida 13 de abril y Cristóbal de Troya. Se extiende por esta arteria hasta el estadio de la UTN. En ese punto la vía gira al occidente, sube a las lomas de Azaya, desciende por el barrio Mirador de Alpachaca, atraviesa Santa Teresita y se conecta con la avenida Fray Vacas Galindo. Allí, según informó Castillo, se construirá un redondel para mejorar la movilidad del lugar. Además, un tramo de la actual vía a Urcuquí, será ampliado con dos carriles a desnivel hasta que la construcción gira hacia la izquierda para llegar hasta el sector de Chorlaví y empatar con la Panamericana Norte y con el Corredor Periférico Sur.