EMAPA-I realizó mantenimiento del pozo 1 de Yuyucocha, empate de red e instalación de macro medidore


Durante este miércoles 11 de octubre de 2017, la EMAPA-I, realizó varios trabajos tendientes a garantizar la dotación de agua potable a la población ibarreña.

La tarea principal fue en el pozo 1 de Yuyucocha, en donde se llevó a cabo el mantenimiento de esta infraestructura ubicada al sur de la ciudad.


Una grúa de gran capacitad y herramientas especiales se utilizaron para la extracción de la tubería desde una profundidad de 60 metros, cambió del motor y bomba, limpieza del pozo mediante inyección de aire comprimido, retiro de sedimento, pintura interna y externa de la tubería.

Con los trabajos realizados en este pozo, termina el proyecto de mantenimiento de pozos que empezó en agosto de este año, con el propósito de garantizar la calidad y continuidad de agua potable que la Empresa distribuye a los diferentes barrios de la ciudad.

Anteriormente se realizó el mantenimiento de los pozos 2 y 3 de Yuyucocha, planta de tratamiento de agua potable de Caranqui, La Quinta y Santa Clara. 

Este proyecto además incluye la perforación de un pozo profundo en El Ejido de Caranqui, que está en pleno proceso de construcción. Los dos componentes son financiados por el Municipio de Ibarra, con una inversión de 209.552 dólares, como un aporte a la EMAPA-I, para garantizar un adecuado servicio a la población.

El empate de la tubería de la red de agua potable en la avenida Hernán González de Saá y Juana Atabalipa, fue otra actividad que se cumplió este miércoles 11 de octubre. Esta intervención tiene como finalidad, mejorar la dotación de agua potable a la ciudadela Municipal, Yuyucocha, Gustavo Pareja y otros sectores del sur de la ciudad.

Mientras que en los tanques de reserva de agua potable ubicados en la parte alta de Azaya, se instalaron tres macro medidores de 300, 200 y 150 milímetros. Estos accesorios servirán para medir el caudal de agua que ingresa y sale a través de las líneas Azaya-El Ejido y Azaya-El Priorato e implementar acciones para no desperdiciar el líquido vital.