Ibarra deberá pagar 10 millones de dólares a la familia Morejón

A pesar de las múltiples estrategias impulsadas para evitar el pago de 10 millones de dólares a la familia Morejón, por la posesión ilegal de terrenos hace más de 30 años, al final el pago debe darse.


La mañana de este domingo 29 de octubre del 2017, el alcalde de Ibarra, Álvaro Castillo convocó a una sesión extraordinaria de Concejo para reformar la resolución que proponía la devolución de los terrenos ocupados a la familia demandante.



La reforma, motivo de la convocatoria a sesión extraordinaria, pretendía cambiar la categoría de los bienes que están en litigio, tras el análisis que hiciera el procurador síndico del cabildo Hugo Realpe, a la resolución que llegó del Tribunal Contencioso Administrativo, con fecha 25 de octubre del 2017, en el que se niega la posibilidad de devolver estas tierras a sus propietarios, debido a que los bienes de dominio público, no pueden ser objeto de compra – venta, ni de ningún acto jurídico que implique la transferencia.


Según el funcionario municipal estas tierras todavía no pertenecen al estado, porque no se ha entregado ni un dólar por ellas, “lo que nos da la posibilidad de cambiar su categoría a bienes adscritos al servicio público, a los que el COOTAD, no los considera fuera del mercado o comercio, lo que podría hacer posible su devolución, ítem que también está inmerso en el documento enviado porla PROCURADURÍA GENERAL DEL ESTADO, se emitió un documento, luego que el alcalde diera a conocer el caso a esta entidad, donde se pide al Tribunal Contencioso Administrativo el archivo de la causa por las diversas irregularidades que tiene, la principal el área de terreno del que se exige el pago no es de 67.604 metros cuadrados, sino de 42.929.

Sin embargo la intención del Alcalde para dilatar nuevamente el proceso, y postergar el pago, se vio truncado por cinco concejales que votaron en contra, lo que obligaría a la municipalidad a cumplir con lo dispuesto por la ley.


Ante esta situación, el burgomaestre señaló que no se quedará con los brazos cruzados y que seguirá en la lucha para que Ibarra, pague el precio justo por la dimensión real de los terrenos entregados, mencionó que convocará a los ibarreños para que apoyen esta causa.


Por su parte Mantilla, Hidalgo, Scacco y Rivadeneira, quienes votaron en contra, aseguraron que la resolución del Tribunal Contencioso es contundente y que la Municipalidad, a través del Alcalde, Álvaro Castillo, debería establecer puentes de diálogo con la familia Morejón para alcanzar un acuerdo justo.