El MinEduc fortalece las políticas de prevención de​ la violencia con el apoyo de las agencias de la


En una mesa ampliada de diálogo desarrollada la tarde del pasado martes, el Ministerio de Educación (MinEduc), abordó la problemática de violencia sexual detectada en algunas instituciones educativas del país, con representantes de las agencias de ONU en el Ecuador.


Pablo Ormaza, director de Educación para la Democracia y el Buen Vivir del MinEduc, señaló que es importante potenciar una estrategia de corresponsabilidad ciudadana en el marco de la prevención de la violencia, que es uno de los ejes del Plan Nacional de Convivencia Armónica y Cultura de Paz: “Más Unidos, Más Protegidos”. Al respecto, se explicó los ejes de conformación del Plan y la necesidad de estructurar de un sistema de alertas tempranas para detectar con anticipación potenciales casos de vulneración a los derechos de niños, niñas y adolescentes.


Las agencias de la ONU que participaron del diálogo ampliado fueron: el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), ONU Mujeres, Unicef, Unesco, el Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA) y el Programa Mundial de Alimentos. Cada agencia dio a conocer las acciones en las que trabaja, las cuales pueden complementar a las que desarrolla el MinEduc.


Unicef señaló que da asistencia técnica para diseño del plan operativo de violencia escolar. Unesco da apoyo en protocolos de acción interna y externa, asistencia técnica para transversalización de responsabilidad ética, entrega de material para reducción de consumo de drogas, educación sexual y reproductiva y códigos de convivencia.


Acnur apoyó la iniciativa de alertas tempranas, además de dar instrumentos a los maestros para que puedan identificar ciertos problemas en los estudiantes.


UNFPA recalcó la importancia de la apertura al dialogo convocado con la máxima autoridad del MinEduc y recalco sobre la importancia de que los docentes deben tener la apertura para hablar temas de sexualidad y de prevención del embarazo adolescente.


ONU Mujeres mencionó sobre el proyecto “Ciudades Seguras”; mientras que el Programa Mundial de Alimentos también respaldó la necesidad del sistema de alertas tempranas a través del fortalecimiento y que los comités de alimentación pueden ser los ojos de los síntomas de violencia en las escuelas.


Todas las agencias mostraron su predisposición para fortalecer las políticas públicas en apoyo a la prevención de la violencia en contra de menores en el ámbito educativo.