Diálogo sobre la consulta popular en Cotacachi

El pasado 18 de noviembre cerca de 300 personas de movimiento sociales, organizaciones políticas y sociedad civil, participaron del foro: En Cotacachi está la democracia Viva; iniciativa del Movimiento Vivir Bien / Ally Kawsay , para debatir sobre las preguntas de la Consulta Popular y la legalidad y legitimidad de la misma.


Pabel Robles del Colectivo Somos Ecuador, Edgar Itch Catedrático de la Universidad Central del Ecuador, Jorge Herrera representante de la CONAIE, Pablo Piedra de Yasunídos, José Cueva del Movimiento Vivir Bien y Ximena Ponce actual Subsecretaria de la SENESCYT, fueron los expositores para esta jornada de diálogo en miras de un proceso que busca legitimar al actual gobierno desde la participación social.


Luego de casi dos horas de exposición, la coincidencia de criterios sobre el apoyo a una consulta popular que se muestra como herramienta democrática, que le devuelve la posibilidad de participación y decisión a la población, fue la tónica del encuentro. Sin embargo para Robles, Itch, Herrera y Cueva, el respaldo a la consulta se plantea desde un “SI CRÍTICO” pues a su parecer, las preguntas no plantea cambios estructurales frente a la situación del país, pero abren la puerta a la lucha contra la corrupción y desmontaje del correísmo.


Para Edgar Itch: la derechización del país luego de la Asamblea Constituyente del 2008 que tomó las consignas y luchas de los movimiento y organizaciones sociales mismas que fueron traicionadas, significó el inicio de una época corrupta, manejada por una sola fuerza política que le quitó credibilidad al estado, al consolidar una institucionalidad encubridora de la anulación de derechos y sin ningún afán de fiscalización: “desmontar el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, que ha quedado demostrado no controló nada, es más que necesario es tan solo uno de los pasos para luchar contra la corrupción”.


Jorge Herrera de la CONAIE señalo además que un “Si Crítico” implica el reconocimiento de la consulta como una herramienta fuerte de la democracia, y la posibilidad de mover a la sociedad sobre el debate de una nueva estructura de país apuntando a un cambio de modelo económico: “La gente necesita comer, trabajar y la consulta no garantiza ninguna de esas cosas, sin embargo el apoyar esta consulta significa retomar la participación, nuestro derecho a decidir y no que solo uno decida desde el poder de manera corrupta”. Señalo además que esta consulta busca legitimar al gobierno de Lenin Moreno “Nos han engañado y siempre antes desde los insultos y el abuso del poder y ahora desde el discurso del dialogo, hasta chistes nos cuentan para entretenernos”.


Sobre las preguntas en torno a la ampliación de la zona intangible en el Yasuní y la pregunta sobre minería Pablo Piedra y José Cueva, sostuvieron que las preguntas no garantizan el cuidado del agua y la naturaleza y que tampoco garantizan la protección de los pueblos en aislamiento. Dejan muchos cabos sueltos, no nos dice quien va a decidir en que sectores se incrementará las zonas intangibles, bajo que análisis; cuestionó Pablo Piedra. Para José Cueva la pregunta sobre minería no es más garantista que lo ya estipulado en la Constitución, sin embargo es un mensaje negativo para las empresas mineras, pues consulta a la población sobre un tema que en si es un negocio, quitándole así algo de seguridad jurídica. Mencionó también que otro aspecto positivo es que de ganar el SI, se quita al presidente de la república la posibilidad de que por excepción permita la minería en áreas protegidas, declarando proyectos prioritarios de interés nacional.


Señaló además que la provincia de Imbabura está bajo alto riesgo frente a las más 160.000 hectáreas concesionadas y en tramite de concesión en su gran mayoría en nacientes de agua y reservas o bosques comunitarios no reconocidas como áreas protegidas o reservas ecológicas. “La única manera de frenar el extractivísmo es cambiando el modelo económico, está más que demostrado que el depender de la explotación de recursos no renovables y materia prima lleva a la debacle a cualquier país en materia económica y a la destrucción ambienta que implica hambre y muerte”.


Para Ximena Ponce, la consulta Popular cumple todos los elementos de ley y el debido proceso para que sea la gente quien decida, y puso énfasis que la consulta es tan solo una herramienta de la democracia y no la única, ya que el proceso de lucha y defensa de la democracia para un cambio real del modelo económico debe continuar, poniendo como garantía la derogatoria del decreto 16; e hizo un llamado a las organizaciones sociales a sostener el dialogo en cuanto a los temas planteado en la consulta y el proyecto económico del actual gobierno.


Para cerrar el evento Jomar Cevallos integrante del Movimiento Vivir Bien y Alcalde de Cotacachi, planteo la necesidad de ampliar los espacios de dialogo y debate desde la diversidad de voces, reafirmando la Democracia Viva para hacer efectiva la lucha por la defensa de la naturaleza, la participación, la organización social y en contra de la corrupción. “Este es el momento de discutir los grandes temas del país, este es un planteamiento desde la izquierda y no de quienes están preocupados por sus negocios y riqueza, haciendo turismo político un y otra vez junto a los claros representantes de la derecha”. Señaló.