Casa de Pedro Moncayo y Esparza luce como nueva luego de remodelación

El Ing. Álvaro Castillo Aguirre, alcalde del cantón, en compañía de los directores de varias dependencias de la municipalidad, asistieron a la entrega de la Casa de Pedro Moncayo y Esparza, remodelada gracias a la intervención del cabildo. En un acto solemne el “Centro Femenino de Cultura de Ibarra”, develó una placa hecha en mármol, en gratitud al burgomaestre, por haber cumplido con el sueño de tener una biblioteca digna para los ibarreños. “Estamos seguros que será de mucha ayuda para las futuras generaciones”, señaló Sandra Riofrío, presidenta de la organización. En la edificación se invirtió más de 45 mil dólares, con lo que se restauró la cubierta, se cambió pisos y puertas, sin perder la parte colonial que la caracteriza. Por su parte el alcalde Castillo, manifestó que las acciones, cosas, formas y las realidades en la naturaleza, sólo sirven para que otras personas se alimenten vivan y ejerzan sus labores diarias. Una de las acciones y lecciones que yo pretendo dejar a la juventud y la niñez de este cantón, es la confianza en quienes ejercemos la política como una acción de servicio, la palabra cumplida es la principal característica de la actual administración.

La recuperación de los espacios públicos, es necesaria e importante, porque se cuida la imagen de la ciudad. Siempre estaremos abiertos a los pedidos que realizan los ibarreños, sobre las diferentes necesidades que tienen cada uno los colectivos sociales. Esta edificación que tiene historia y que perteneció a uno de los personajes más ilustres de nuestra ciudad, ahora vuelve a la vida para servir a la gente.