Con la firma de un acta finaliza conflicto entre tercenistas y Municipio de Ibarra


Como estaba previsto, varios dirigentes del gremio de tercenistas de la ciudad de Ibarra junto a funcionarios municipales, recorrieron la tarde de este lunes 26 de febrero de 2018, las instalaciones del antiguo camal. El objetivo era evidenciar en conjunto los problemas que tiene esta infraestructura, que fueron parte de los informes de observaciones ambientales realizados por el Gobierno Provincial de Imbabura (GPI) y la Contraloría General del Estado.

Miriam Tafur, coordinadora general del Municipio de Ibarra, dijo que es necesaria la intervención municipal para la adecuación de algunos espacios de la planta industrial, que permitan erradicar los inconvenientes observados por el GPI, institución acreditada por el Ministerio de Ambiente como entidad reguladora, en el informe de revisión y análisis del Plan de Manejo Ambiental del Centro de Faenamiento de Ibarra.

Por ello, informó Tafur, las partes firmaron un acta de compromiso para solucionar los problemas observados por los entes de control. Esos trabajos, a partir de martes 27 de febrero, ya los realiza el Municipio de Ibarra. Está previsto que la intervención concluya el jueves 01 de marzo, con la instalación de mallas y trampas de grasa. El servicio de faenamiento se reiniciará el próximo viernes.

Mientras que los tercenistas se comprometieron a dotar de ropa de trabajo y elementos de protección personal a sus colaboradores, quienes realizan tareas complementarias en el camal. “Con la finalidad de cumplir con las observaciones legales, se pidió que las personas que ingresen estén debidamente uniformadas y que también lleven consigo los documentos que respalden que se encuentran asegurados al IESS por sus respectivos patronos”.

Además, los usuarios del Centro de Faenamiento de la 13 de abril, aceptaron pagar por el agua potable que usan sus trabajadores para el lavado de vísceras, desagüe y despresado. Donde se realizan esas tareas, la Empresa Municipal de Agua potable y Alcantarillado de Ibarra (Emapa-I), instalará tres medidores a nombre de los líderes del gremio de tercenistas, quienes serán los encargados de recaudar el valor de la planilla mensual y pagar.

Según datos oficiales la empresa debe pagar alrededor de 2.000 dólares cada mes por el consumo de agua que usa el personal externo que realiza las tareas complementarias en el camal.

Por su parte, Aurelio Jumbo, presidente de la Asociación de Comerciantes de Cárnicos Ecuador, que agrupa a 130 personas, calificó como positivo este acercamiento entre los introductores del camal y los técnicos del cabildo. Dijo que su gremio está dispuesto a poner el hombro para que el Centro de Faenamiento de Ibarra funcione con normalidad. “Cumpliremos con todo lo que hemos acordado”, anunció.

Sin embargo, la solución definitiva de estos problemas llegará cuando se inaugure el nuevo Centro de Faenamiento y Procesadora de Cárnicos, ubicado en San Francisco de Chorlavisito, sur de Ibarra. Para terminar la construcción de esa infraestructura, el alcalde Álvaro Castillo ha invertido más de 5 millones de dólares. Pero además tuvo que solucionar problemas de planificación y financiamiento registrados durante la anterior administración.

El próximo miércoles 7 de marzo está prevista una sesión del directorio del Centro de Faenamiento de Ibarra que lo preside el alcalde Álvaro Castillo. Entre otros puntos, en esa reunión los miembros designarán al nuevo gerente del camal.

Tags: