Magistratura de Francia conoció experiencias de Imbabura en pluralismo jurídico


La aspirante a juez y funcionaria de la Escuela de la Magistratura de Francia, Juliette Renault, visitó Imbabura para conocer prácticas judiciales relacionadas al pluralismo jurídico, mediación y justicia de paz.


La actividad se desarrolló en el marco de los convenios de cooperación que mantienen el Consejo de la Judicatura (CJ) de Ecuador con la Función Judicial del país europeo.


Según explicó el director nacional de Acceso a los Servicios de Justicia del CJ, la visita tuvo el objeto de observar el funcionamiento del sistema dual que establece la Constitución ecuatoriana entre justicia indígena y justicia ordinaria.


“No solamente se trata de la convivencia de estos dos sistemas, sino cómo en un país multiétnico y pluricultural se desarrollan procedimientos adecuados a diferencia de otros países. En este caso, se hizo una observación de normas y procedimientos así como un contacto directo con los actores que intervienen en este tema”, manifestó Bonilla.


Precisó que visitaron Imbabura debido a la experiencia obtenida en procesos de cooperación y declinación de competencias, además de la implementación de jueces de paz y la mediación como mecanismos que respetan la voluntad de las comunidades y utilizan el diálogo para la solución de conflictos.

Durante su visita, Juliette Renault, conoció el funcionamiento de las oficinas del Centro de Mediación de la Función Judicial de Ibarra, la experiencia de la Corte de Justicia de Imbabura en cuanto pluralismo jurídico y se reunió con líderes comunitarios de la zona de Cajas que limita con el cantón Cayambe de la provincia de Pichincha.


“En Francia no contamos con justicia de paz, mientras que la mediación es muy distinta”, explicó Renault, quien destacó además la aplicación de penas con mayor alcance vigentes en el país. “En nuestra constitución no reconocemos el pluralismo jurídico, por este motivo nos interesa la convivencia entre justicia ordinaria e indígena”, indicó la jurista francesa, quién además reconoció que la efectividad y rapidez con que actúa la justicia restaurativa en el Ecuador.


Finalmente, Bonilla explicó que existe interés por parte de la comunidad de Cajas, ubicada al sur de Otavalo, para que el CJ impulse el proceso de implementación de jueces de paz.

A la fecha Imbabura cuenta con 13 jueces de paz en territorios rurales y urbano marginales de los cantones Ibarra, Otavalo, Cotacachi y Pimampiro, quienes solucionaron más de 220 conflictos durante el año 2017. Mientras que a nivel provincial, la mediación alcanzó el 98,7% de efectividad con 2.165 causas resueltas de un total de 2.193 audiencias instaladas.