Alcalde de Ibarra rechazó ordenanza que incrementa su remuneración y la de los concejales


El alcalde del cantón Ibarra, Álvaro Castillo, conforme a su facultad, rechazó la ‘Ordenanza que regula la escala de remuneración de los servidores del Gobierno Autónomo Descentralizado de San Miguel de Ibarra’, aprobada en segundo debate el 16 de marzo de 2018 por el Ilustre Concejo Municipal. La decisión del burgomaestre será expuesta ante el pleno durante la próxima sesión.

La autoridad consideró a la normativa como inadecuada e inconsecuente con las políticas de austeridad que se ejecutan a escala nacional. Con ella, la cámara de ediles estableció una escala de remuneraciones, tanto de los servidores públicos, como de los funcionarios que ejerzan cargos de Nivel Jerárquico Superior (NJS), con un techo máximo, como lo dispone el Ministerio del Trabajo y lo recomienda la Contraloría General del Estado (CGE).

En ese caso, en el GAD-Ibarra, el NJS1 que ejerce el alcalde de la ciudad, es el límite. El Ministerio del Trabajo, determinó que el salario del burgomaestre de Ibarra debe ser de 5.009 dólares, mientras que, según la tabla de esa secretaría de estado, los concejales percibirán un sueldo de 2.504 dólares, al ser considerados parte del rango del NJS2.

Según Hugo Realpe, procurador síndico del cabildo, la Dirección de Talento Humano fue la dependencia municipal que propuso el marco legal en el seno del Concejo, para dar fiel cumplimiento a las disposiciones generales de las instituciones que rigen la función pública y gobiernos seccionales.

El Concejo Municipal de Ibarra en sesión ordinaria del 5 de marzo de 2018, aprobó por unanimidad la ordenanza. Ese día el parlamento cantonal decidió acatar la disposición obligatoria de establecer una tabla de salarios con un techo máximo, estipulado por la secretaría del ramo y los organismos estatales de control.

Sin embargo, tanto en la sesión ordinaria como en la extraordinaria, el Concejo Municipal decidió introducir en la norma una cláusula transitoria. Para hacer efectiva la regularización de las remuneraciones de los servidores públicos y de los funcionarios de NJS, había que realizar la respectiva reforma presupuestaria. Es decir, que la nivelación de los salarios, no era de aplicación inmediata. El objetivo únicamente era fijar el techo salarial del GAD-Ibarra.

“Nunca hubo un incremento de sueldos. Lo que se buscaba era acatar una orden específica del Ministerio de Trabajo para evitar sanciones. La proposición nunca vino del alcalde de la ciudad, Álvaro Castillo, como lo han querido hacer ver los detractores políticos, que aprovecharon la oportunidad para tergiversar las cosas y mentir”, expresó Realpe.

Así, el salario del alcalde Castillo sigue siendo el mismo que recibió el primer mes que estuvo en el cargo, 3.935 dólares. Mientras que los concejales ganan mensualmente 1.967,5 dólares.


Fuente: GAD Ibarra