San Rafael espera dinamizar el turismo en su fiestas parroquiales


Los habitantes de este lugar celebran 134 años de parroquialización. Ayer se realizó el desfile Cívico-Cultural y la sesión solemne, mientras hoy se desarrollará la coronación de la Reina.


Recorrer San Rafael es revivir las tradiciones. Aquí todavía se respira un aire de cultura y se aprecia un entorno paisajístico natural. Esta parroquia ubicada al sur de Otavalo, cobijada por el ‘Taita' Imbabura y rodeada por la laguna de San Pablo, celebra 134 años de fundación. El desfile Cívico-Cultural marcó el inicio del festejo.


Más de una decena de planteles educativos, instituciones públicas y otras dependencias, participaron en el evento por las principales calles de la localidad. Esthela Aguilar, presidenta de la Junta Parroquial, dijo que esta fiesta es una oportunidad para dinamizar la economía de los habitantes del lugar. La gente de San Rafael, en su mayoría se dedica a la artesanía en totora y a la agricultura. Sin embargo, Aguilar afirma que poco a poco también se van sumando emprendimientos de turismo comunitario.

Tras esta jornada que duró hasta el medio día, autoridades, dirigentes, docentes y otros invitados, se trasladaron al coliseo parroquial donde se desarrolló la sesión solemne. La Junta Parroquial, el Municipio de Otavalo y la Prefectura de Imbabura formalizaron convenios para la ejecución de obras en las comunidades de San Rafael.


Este viernes, 09 de junio, se tiene previsto el pregón de la alegría. Mas de 30 delegaciones desfilarán. Habrá grupos de música, danza, carros alegóricos y más. Mientras que a partir de las 20:00, en el coliseo parroquial se desarrollará la coronación de la nueva Reina, Paola I. Como parte del acto galante consta la representación de orquestas y solistas de reconocida trayectoria.


Margarita Espinosa, presidenta de la Unión de Comunidades de San Rafael, espera que la visita de turistas se incremente durante esta temporada. Precisamente ella es una de las emprendedoras que impulsa los atractivos naturales, como oferta para quienes gustan de estos espacios para nutrirse de energía y descansar.

Un ejemplo es la comunidad Cachiviro, donde los moradores del sector se organizaron y ahora proponen viajes en lancha por la laguna de San Pablo. La travesía dura entre 15 y 20 minutos e incluye una breve charla sobre la historia y leyendas de este centro lacustre. “Les esperamos en las fiestas de San Rafael de la Laguna, tenemos lo mejor de la gastronomía, paisajes y artesanías”, expresó la líder indígena.

Tags: