Ciudadanía de San Roque posesionó dos jueces de paz

Desde el jueves 09 de agosto, alrededor de 15 mil ciudadanos de la parroquia San Roque del cantón Antonio Ante, podrán solucionar sus conflictos de menor cuantía con la ayuda de dos jueces de paz. María Augusta Buitrón y José Manuel Ramírez fueron designados para impartir justicia de paz tanto en el sector urbano como en las comunidades indígenas, respectivamente. El acto de posesión comunitaria estuvo presidido por la Delegada del Consejo de la Judicatura (CJ), Andrea Cazar, quien destacó que la implementación del servicio se realiza en cumplimiento de lo dispuesto por la Constitución. “Imbabura cuenta con 15 jueces de paz que ejercen este tipo de justicia en sectores rurales y urbano marginales a manera de voluntariado social, con una duración de dos años en su gestión, siendo designados por la misma comunidad”, precisó la delegada provincial. Además, señaló que como jueces de paz, tratarán conflictos individuales, comunitarios, vecinales y contravencionales, así como patrimoniales siempre y cuando no superen las 5 remuneraciones básicas unificadas. Añadió que deberán abstenerse ante violaciones de derechos fundamentales, delitos, violencia intrafamiliar, justicia indígena, adolecentes infractores y cuestiones que impliquen privación de libertad.

Por su parte, la jueza de paz María Augusta Buitrón, indicó que con el servicio se podrán resolver conflictos vecinales de manera gratuita y sin la necesidad de trasladarse hasta las unidades judiciales. “Esta es una gran oportunidad para que las parroquias rurales cuenten con una administración de justicia dentro de sus territorios, pues más allá de solucionar conflictos, nuestra responsabilidad es contribuir con la cultura de paz”, argumentó Buitrón. Los jueces de paz posesionados atenderán en las instalaciones del GAD parroquial de San Roque los días jueves a usuarios del centro urbano de la parroquia y los días viernes a las comunidades indígenas en horario de 08h00 a 16h00. Adicionalmente, desarrollarán semilleros de convivencia para promover la integración comunitaria.