Concejo aprobó Ordenanza para control de uso de espacios públicos frente a consumo de bebidas alcohó


En sesión ordinaria realizada el lunes 17 de septiembre, la Cámara Edilicia aprobó, por unanimidad, en segundo debate, la “Ordenanza que controla el uso de los espacios públicos del cantón Otavalo frente al uso, consumo y distribución de bebidas alcohólicas”.


La normativa contiene 23 artículos y tiene como principal finalidad establecer controles, mediante normas preventivas, prohibitivas y sancionatorias, para evitar la comercialización, distribución y consumo de bebidas alcohólicas en espacios como: parques, aceras, calles, avenidas, canchas deportivas, puentes, pasajes, mercados, márgenes de ríos y quebradas, entre otros considerados públicos de las áreas urbana y rural del cantón Otavalo. Con ello, se prevé garantizar la tranquilidad y seguridad ciudadana.

El Artículo 7 determina una excepción, en el caso de las fiestas tradicionales. “Para el uso de los espacios públicos en las fiestas de celebraciones por la fundación, patronales, culturales y tradicionales en las zonas urbanas y rurales, se otorgará autorización por parte de la Dirección de Planificación del Gobierno Autónomo Descentralizado Municipal del Cantón Otavalo, para el expendio y consumo de bebidas alcohólicas en el espacio público…” Para ello los organizadores deberán presentar los requisitos del caso en la mencionada dependencia municipal y para el uso en eventos particulares de las casas barriales o comunales, se deberá contar con la autorización de los respectivos representantes.

Dentro de las sanciones, el Artículo 10 establece que las personas que consuman bebidas alcohólicas en los espacios públicos serán sancionadas con una multa del 50 % de una Remuneración Básica Unificada (RBU) y en caso de reincidencia (Art. 12) la multa será de una RBU. Los adolescentes serán puestos a órdenes de la DINAPEN, para el procedimiento legal correspondiente. Para el caso de los proveedores, la multa es equivalente a tres RBU mas el decomiso del producto y la reincidencia será sancionada con una RBU adicional.


La Comisaría Municipal será la instancia encargada del control y juzgamiento de las mencionadas infracciones (Art. 21). Los Agentes de Control Municipal se encargarán de la custodia de los espacios públicos y tomarán procedimiento emitiendo una boleta de citación, con el respectivo parte policial municipal a nombre del infractor. Estas acciones podrán contar con el apoyo de la Policía Nacional y se coordinarán con la Intendencia General de Policía, Agentes de Tránsito y Ministerio de Salud.


Una vez aprobada la Ordenanza, el Municipio de Otavalo, en un plazo de 90 días, informará sobre la vigencia de la misma, para proceder con su aplicación.

Tags: