Entrega de contenedores en la parroquia de Angochagua por parte de la municipalidad



El pasado sábado 20 de noviembre en horas de la mañana, en la parroquia rural de Angochagua, la Municipalidad de Ibarra encabezado por la alcaldesa Andrea Scacco, hizo la entrega de contenedores de basura que servirán esencialmente para mejorar el ornato y la limpieza de la comunidad como parte del Proyecto de contenerización que realiza el Gobierno Autónomo Descentralizado Municipal de San Miguel de Ibarra.

Los contenedores tienen la funcionalidad de adquirir la cantidad de 2.757 contenedores plásticos de alta densidad de 1.100 litros de capacidad los mismos que serán entregados en fases a todo el cantón.


La presidenta del Gobierno Descentralizado Parroquial Rural Angochagua, la señora Rosa Colimba expresó su agradecimiento por la presencia de las autoridades y manifestó que los contendores van a servir en este tiempo de pandemia, además, agradeció la importancia de este aporte y el compromiso mutuo de recolectores y moradores del sector.


Por otra parte, la alcaldesa de Ibarra manifestó que ha sido injusto que algunos años las zonas urbanas hayan tenido más contingencia mientras que en otras ha faltado su ayuda. También comentó que la parroquia Angochagua ha sido espectador de lo que sucedía en la ciudad, es por esto que la comisión de concejales decidió presentar una plataforma presupuestaría para invertir en los contenedores que van a servir a la zona rural.


Los contenedores cuentan con inversión de casi un millón de dólares con el objetivo de que puedan cubrir nuevas rutas en estás zonas. El municipio tiene la finalidad de brindar un sistema de lavado, aseo y mantenimiento con el que se eviten focos de infección y desaseo. Este proceso es un servicio integral por lo piden a la ciudadanía un mayor compromiso de cuidar las unidades y no se use para botar animales muertos o materiales de construcción.

De esta manera la municipalidad integra en sus acciones a las comunidades rurales que por tanto tiempo han pasado desatendidas por las autoridades de turno. Además, cabe recalcar que se ha mejorado la imagen de vías públicas al disponer del servicio de recolección los 365 días del año, la cual se evita y mitiga que los residuos sólidos no peligrosos queden esparcidos y regados. Se solicita conservarlos en buen estado.