Sostenibilidad económica de empresas de agua potable se analizó en conversatorio virtual


La situación de las empresas prestadoras de servicios de agua potable y saneamiento se vuelve cada vez más difícil, por efectos de las medidas adoptadas por el Gobierno Nacional, para frenar la expansión del COVID-19.


Frente a esta realidad, gerentes de las empresas públicas, directores municipales de agua potable y alcantarillado de diferentes ciudades del Ecuador, representantes del Ministerio del Ambiente, Banco de Desarrollo del Ecuador BDE, Banco Mundial, Banco Interamericano de Desarrollo BID y Banco de Desarrollo de América Latina CAF, analizaron a través de un conversatorio virtual, temas relacionados con la sostenibilidad económica de las entidades prestadoras de servicios de agua potable y alcantarillado del país, en el marco de la pandemia provocada por el COVID-19. El evento fue organizado por EMAPA-I, liderada por el Gerente Gustavo Andrade.


Los participantes enfocaron su análisis desde los antecedentes y los hechos suscitados a partir del 11 de marzo de 2020, cuando la Organización Mundial de la Salud OMS, declaró como Pandemia al Coronavirus (COVID-19) y las consiguientes acciones tomadas por el Gobierno Nacional para detener el avance de la enfermedad, pasando por el Estado de Excepción que rige en el país, hasta la aprobación por parte de la Asamblea Nacional, de la Ley Orgánica de Apoyo Humanitario para Combatir la crisis sanitaria derivada del Coronavirus, en donde se determina en el artículo 5, el no incremento de costos en servicios básicos, desde la vigencia del Estado de Excepción, hasta un año después, la prohibición de incrementar valores, tarifas o tasas de servicios básicos.


Además de acuerdo a la nueva normativa, todas las empresas de servicios básicos de agua potable, energía eléctrica, telecomunicaciones e Internet, suspenderán temporalmente los cortes por falta de pago de estos servicios, mientras permanezca vigente el Estado de Excepción y hasta por dos meses después de su terminación, situación que pone en serios apuros a estas entidades.


En adelante, el compromiso de las autoridades de las empresas, es establecer una agenda y acciones inmediatas que aseguren la relación y acción articulada con las entidades financieras, que permitan lograr el financiamiento para garantizar la dotación de agua potable y saneamiento a la población, considerando que en medio de esta emergencia sanitaria, el agua es un elemento fundamental para la salud de las personas, mediante el lavado de manos con agua potable y jabón como la primera medida dada por la OMS para evitar contraer el virus.


En este contexto, el Gerente de la EMAPA-I, Gustavo Andrade, dijo que es necesario establecer canales de asistencia técnica que permitan mejorar los niveles operativos de las empresas y a la vez plantear alternativas del manejo financiero de estas instituciones en el corto, mediano y largo plazo a fin de garantizar la sostenibilidad del servicio, mediante el apoyo financiero, por parte de entidades nacionales e internacionales.


© 2015 por "AudioSistemas Productores" Creado con Wix.com

  • Provincia de Imbabura

  • Parroquia San Francisco

  • Ibarra

  • Ecuador