Trabajo en medio de la pandemia del coronavirus: consejos de seguridad y salud


Este 01 de Mayo se conmemora el Día Internacional del Trabajo, una fecha que seguramente será conmemorada de una forma diferente en el mundo. Para las empresas ahora resulta imprescindible asumir nuevos retos y trabajar en aplicar y/o reforzar estándares de seguridad y salud para evitar contagios y precautelar la salud entre sus colaboradores y familiares, frente al COVID-19.

Expertos en seguridad y salud dan a conocer algunos consejos para sobrellevar esta pandemia con las precauciones necesarias que deben ser establecidas en cada lugar de trabajo.


El peligro es ajeno al ámbito de trabajo, pero el riesgo de contagiarse depende de las medidas de prevención que apliquemos. La primera clave es la anticipación para que los protocolos y medidas de prevención sean implementadas antes y al momento de retornar a las actividades. La segunda clave es la información y capacitación al personal, ya que un factor significativo de motivación es el no contagio del entorno familiar. Cada empleado debe adaptarse a las nuevas reglas definidas por la empresa para evitar la propagación del virus en el trabajo”, comentó Xavier Bonhommeau, gerente de Seguridad y Salud de Unacem Ecuador


Una oportunidad para fomentar una cultura de salud ocupacional


Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en Latinoamérica, la fuerza de trabajo representa alrededor del 50 % de toda la población. Para asegurar la integridad, el máximo rendimiento, capacidad y productividad de los trabajadores, es necesario desarrollar un eficiente plan de seguridad y salud ocupacional.


La Organización Mundial de la Salud (OMS) define a la salud ocupacional como una actividad multidisciplinaria dirigida a promover y proteger la salud de los trabajadores, mediante prevención y control de enfermedades y accidentes laborales.


Durante esta pandemia sanitaria, la información es primordial: Compartir a los trabajadores y su entorno reglas y recomendaciones basadas en conocimientos científicos, promover el acceso a fuentes oficiales para que se mantengan informados y reforzar el conocimiento sobre métodos de contagio, síntomas y signos de la enfermedad.


Es muy importante trabajar de la mano con la Dirección de la empresa en la planificación y puesta en marcha de un protocolo emergente de protección a los trabajadores, que garantice su salud y que afecte lo menos posible a la productividad de la empresa”, indicó el doctor Patricio Jaramillo, Médico ocupacional de Unacem Ecuador.


Para el profesional es importante insistir en las medidas de higiene personal, así como en el distanciamiento social que de ahora en adelante se debe mantener. Finalmente, concienciar en el trabajador que: “ahora vivimos rodeados de riesgos biológicos, que pueden provocar muchas enfermedades y que esta pandemia, es una oportunidad para reforzar nuestros hábitos saludables de higiene”. refuerza el Dr. Jaramillo.


La seguridad laboral, una responsabilidad compartida

La relación entre trabajo y salud está estrechamente ligada. La actividad laboral es un excelente medio para desarrollarse, alcanzar metas, reconocimientos y satisfacciones; sin embargo, también encontramos riesgos como accidentes o posibles enfermedades ocupacionales que pueden afectar a las personas en ámbitos físicos, psicológicos y emocionales. La responsabilidad en cuestión de seguridad es de empresarios y trabajadores.


Las empresas que cuentan con un programa de capacitación en seguridad y un buen desempeño saben que el éxito depende, en gran medida, del factor humano. Unacem Ecuador ha trabajado más de 10 años en fomentar una cultura de seguridad a través del empoderamiento de sus trabajadores, mediante acciones como estas:

  • Promover y reconocer los esfuerzos proactivos en seguridad y salud de los trabajadores.

  • Incentivar el sentido de urgencia en la corrección inmediata de las desviaciones de seguridad encontradas.

  • Favorecer la participación de todos los niveles de la organización mediante la asignación de responsabilidades.

  • Evitar una cultura del miedo para que el personal se sienta en confianza para hablar de seguridad y salud, negarse a realizar actividades inseguras y reportar situaciones mejorables.

  • Finalmente, y como último recurso, sancionar las faltas graves.

Para Bonhommeau, la seguridad industrial debe ser una prioridad. “Para crear una unidad de seguridad se debe contar con técnicos de alta experticia, además, dedicar recursos, dar el ejemplo desde el más alto nivel de la empresa, aplicar una política de cero tolerancia, fijar objetivos y dar seguimiento a su cumplimiento y responsabilizar a todos los empleados en el rendimiento en seguridad”, aseguró.


En la coyuntura de la pandemia por COVID-19, un buen liderazgo en seguridad y salud ocupacional permitirá fomentar una cultura de disciplina y que cada empleado tome sus propias precauciones, no solo pensando en él mismo sino también en sus compañeros y familiares.


© 2015 por "AudioSistemas Productores" Creado con Wix.com

  • Provincia de Imbabura

  • Parroquia San Francisco

  • Ibarra

  • Ecuador