Con 4 proyectos de gran impacto, la Prefectura enfoca su gestión en mejorar la vialidad como la mejor estrategia de desarrollo

edicion
Min. Leído
  • El BDE aprobó el crédito económico tramitado por el prefecto Pablo Jurado para ejecutar el proyecto denominado “Implementación de Capa de Rodadura Definitiva y Obras Complementarias de 4 Vías Rurales”. La calificación se produjo en dos momentos. En primer término, se dio paso al financiamiento del adoquinado de la vía San Antonio de Ibarra – Peguche y en estos días se concretó los recursos para el adoquinado de la vía Otavalo – Quichinche y el asfaltado de los tramos Rumipamba – Chiriguasi e Ibarra – Yuracrucito.

El último año de gestión del Prefecto Pablo Jurado está marcado por el impulso de  obras importantes para Imbabura Geoparque Mundial de la UNESCO. La autoridad provincial fue reelecto para el periodo 2019 – 2023, con lo cual cumplirá 8 años de desempeño en esta función pública. Los tiempos más duros, sin duda, se cuentan a raíz de la pandemia del coronavirus que apareció con fuerza a partir del 2020 en el país, hecho que, si bien afectó el normal desenvolvimiento del trabajo, no frenó la tarea de encaminar los destinos de la provincia hacia mejores días.

 “Hace 8 años iniciamos la orden de trabajo dispuesta por más de 100 mil mandantes Imbabureños. Vamos a la recta final. Hemos aprendido de nuestras comunidades y compartido su sabiduría. Muchos errores habremos cometido, pero los aciertos quedarán como huella principal de nuestro paso por la Prefectura”, dice Jurado, al hacer un balance de esta experiencia vivida y que le permitió, sobre todo, poner a prueba su capacidad de gestión para atender las demandas del pueblo.

“Llegamos junto con la crisis económica mundial. Lidiamos con gobiernos la impuntualidad en las transferencias y pago de deudas a las 23 provincias. Con respeto y de pie reclamamos el derecho de nuestros territorios. Así continuaremos desde la Prefectura y la presidencia del Consorcio de Gobiernos Provinciales del Ecuador, CONGOPE. Agradecemos a Dios por darnos el impulso y la fuerza para vencer dificultades para servir”.

 La obra más importante construida en el territorio, a no dudarlo, es la vialidad. Desde el organismo provincial se ha puesto en práctica un plan de mejoramiento de los 2.519,14 kilómetros de la red vial provincial, distribuida en principal, secundaria y terciaria. En ese orden, esta acción permite que las parroquias, que son parte de los seis cantones, cuenten con caminos en buenas condiciones, siendo esta la mayor fortaleza para dinamizar la producción y el turismo, fuentes directas para generar trabajo, economía y desarrollo armónico.

En la última etapa de esta administración, el prefecto Jurado tiene como meta encaminar 4 proyectos viales de gran impacto, mediante un crédito de 9.3 millones de dólares, gestionados ante el Banco de Desarrollo del Ecuador, BDE. En primer término, dentro del paquete de proyectos, el organismo estatal aprobó el crédito de 3.5 millones para ejecutar el proyecto de adoquinado de la vía San Antonio de Ibarra – Peguche, un tramo de 13,7 kilómetros de longitud que atraviesa tres cantones: Ibarra, Antonio Ante y Otavalo.

En los últimos días, después del trámite respectivo, que incluye el análisis de los estudios técnicos, el BDE respondió de manera favorable a la solicitud de financiamiento para el resto de los proyectos. De esta forma, el organismo se apresta a dar marcha al proceso de construcción del adoquinado de la vía Otavalo – Quichinche (2.3 kilómetros); el asfaltado de la vía Rumipamba – Chiriguasi (2.7 kilómetros); y el asfaltado de la vía Ibarra – Yuracrucito (5.7 kilómetros), invirtiendo en ello 5´808.750 dólares provenientes del crédito a más de un aporte institucional de 1´832.184.80.

Son obras que marcarán la nueva dinámica de todo el territorio imbabureño, pues los 4 ejes conectan a zonas de gran potencial productivo y turístico que son base importante de la economía local. La visión del Prefecto es consolidar el mejoramiento de la movilidad en los sectores rurales, dinamizar las actividades agrícolas y de comercio, incentivar el turismo y, lo más importante, brindar una vida digna a la población que habita en Imbabura.

Leave a comment